El Pueblo

La palabra OLLANTAYTAMBO proviene de una palabra compuesta que significa “VALLE O POSADA DEL HOMBRE VALIENTE”: El poblado histórico de Ollantaytambo  tiene su origen en la época Pre Inca derivada de la tribu de los TAMPUS. Se constituye como asentamiento agrícola en la Comunidad de Pallata, ubicado en la zona Nor Este a 7 km del  actual poblado, camino hacia el valle de Occobamba.

En la época Inca los TAMPUS tuvieron un importante papel en la organización del Imperio Incaico y, particularmente el poblado de Ollantaytambo por ubicarse geográficamente en zona de paso y enlace entre las zonas sierra y la Selva.

En los archivos de la Real Hacienda y Parroquiales se menciona que se construyó una ciudad planificada para los nobles del Imperio –en la época Inca Imperial-, constituida por dos sectores: Qosqo Ayllu y Araccama Ayllu con plazas, palacios, recintos, adoratorios y complementados con andenes, depósitos, murallas, según Sarmiento de Gamboa, el constructor de Ollantaytambo fue Pachacutec y según Garcilaso de la Vega fue Wiracocha.

Ollantaytambo en la época colonial, por su ubicación estratégica fue uno de los últimos bastiones de la conquista, lugar donde se sucede la sublevación de Manco Inca, venciendo  a Hernando Pizarro en 1536, ocasión en la que se destruye parcialmente algunas estructuras incas.

Los dos Ayllus tradicionales se fusionan en un solo ayllu a consecuencia de las Reducciones impuestas por el Virrey Toledo, observándose algunos cambios en la estructura urbana del poblado – se construye la plaza, iglesia, puente y otras nuevas construcciones de tipología colonial. Posteriormente se convierte en el Repartimiento del Tampu, encomendado a Melchor Maldonado –1,597-, originando la continua alteración de la estructura urbana original del poblado.

En la época Republicana los Repartimientos se convierten en Haciendas y Comunidades. En esta época se distinguen dos haciendas: Mascabamba reconocida por la producción de Cerveza Pavo Real y, la Hacienda Compone ubicada a la salida del poblado. Por su parte, las tierras comunales por la presencia de pugnas entre los dos ayllus por la tenencia de las tierras pasaron a manos de un señor Artajona.

El 2 de Enero de 1,857 Ollantaytambo basada en su importante extensión territorial, es elevada a la categoría de Distrito, perteneciente a la Provincia de Urubamba. Esta determinación es refrendada por el Gobierno del Manuel Prado el 27 de Octubre de 1,874.

En la época contemporánea, las haciendas  existentes, en el proceso de la Reforma Agraria, se convierten en COOPERATIVAS AGRARIAS DE PRODUCCION, produciendo un cambio en el régimen de tenencia de tierras, que dio origen a la inadecuada ocupación de los caseríos existentes y a una nueva forma de explotación de la tierra.

En esta época, “contemporánea”, Ollantaytambo toma importancia como Patrimonio Cultural, siendo nominada como “Poblado Histórico de Ollantaytambo” en el contexto del Parque Arqueológico del mismo nombre.

Los nuevos usos y costumbres definen la nueva conformación de la fisonomía urbana del pueblo y su funcionabilidad como capital distrital, originándose áreas semi-urbanas como tendencias de crecimiento espontáneo y con una dinámica de desarrollo centralizado.

Comments are closed.