El PAO, declarado Patrimonio Cultural de la Nación mediante Ley 23765 del 31 de diciembre de 1983, con Resolución Directoral Nacional N° 395/INC del 27 de mayo del 2002, comprende un área de 34, 800 hectáreas, encerrada en un perímetro de 156, 350

m.l. y una población estimada de 9,425 habitantes; esta área protegida alberga  a  la última ciudad Inka viviente (Qosqo Ayllu) constituyéndola como expresión de la organización del territorio de la época Inka en los andes.

Cronológicamente, la construcción del complejo arquitectónico de Ollantaytambo, en su estilo típicamente incaico, según la versión de los cronistas, debió iniciarse durante el gobierno de Pachacutec, con el que también empezó la expansión imperial del Cusco, trabajo que continúo su hijo Tupac Inca Yupanqui

El Parque Arqueológico de Ollantaytambo (PAO) presenta una connotación cultural, histórica y natural importante, motivo por el que se considera necesario ampliar y detallar la importancia que tiene como patrimonio histórico cultural, como patrimonio natural y como generador de desarrollo, por cuanto estos componentes sirven como fundamento para el presente documento.

Significado de la Llaqta Ollantaytambo

Significado de la Llaqta Ollantaytambo

La construcción de Ollantaytambo de acuerdo a los datos de los cronistas, al igual que otros investigadores, coinciden en señalar que Pachakuteq – Inka Yupanqui, fue quien mando a construir gran parte de la infraestructura existente en Ollantaytambo, quien gobernó desde aproximadamente 1438 hasta 1471; sin embargo hubieron otras construcciones posteriores con características arquitectónicas diferentes en sus diseños

formales y funcionales específicamente en Qosqo Ayllu, Araqama Ayllu y las portadas de Punku Punku “miradores”, con fines estratégicamente bélicos y reforzada por miradores y despeñaderos superiores, que se edificaron entre 1536 – 1537 por orden de Manco Inka